facebook twitter instagram linkdn blog

larry"La experiencia de vivir en Firenze te hace sentir vivo y realizado, como ninguna otra ciudad puede hacerlo" Mihaly Csikszentmihalyi es un psicólogo húngaro que ha pasado la mayor parte de su carrera dirigiendo investigaciones sobre "experiencias optimizantes". Las ideas que ha descrito en su libro "Flow: The Psicology of Optimal Experience" (1990) ayudan a explicar el sentido de realización que puedes experimentar en Firenze.

"Una experiencia optimizante" es cuando nos sentimos más vivos y experimentamos un intenso placer, concentración y una profundia integración con la inmediatez del momento. Csikszentmihalyi lo describe así: "Quando la información que nos lleva a la conciencia es congruente los objetivos, la energía psíquica fluye sin esfuerzo". Estas experiencias optimizantes "son situaciones en las cuales la atención puede ser libremente utilizada para alcanzar los objetivos de una persona, porque no hay ningún desvío que enderezar, ninguna amenaza para el ser contra la cual haya que defenderse. Hemos definido este estado como la experiencia del fluido" En el fluido estamos en completa armonía con las tareas, permitiéndonos sumergirnos completa, ininterrumpida y aparemente sin esfuerzo en la búsqueda de un reto, un deber. Nuestra confianza aumenta, nuestra autoconciencia desaparece y el tiempo parece detenido. muchas personas experimentan esta sensación mientras están en Firenze. No es sólo la antiguedad de la ciudad la que promueve la experiencia del fluido; el arte, los museos, los músicos de la calle y los mimos-omnipresentes, todos contribuyen de la misma manera. Lo hacen también las ventas de pieles, las heladerías, los cafés, las zapaterías y las ventas de "panini", uniendo personas que socializan al aire libre con una copa de vino en mano, incluso a mediodía. El fluido está en el beber una verdadera taza de café (un verdadero expreso, no la versión americana, más aguada) en un bar. Es la densa masa de turistas que nos recuerda que este es un lugar importante. Es la alegría de escuchar e intentar hablar un idioma y de participar en la fuerta conexión social que es la base de la cultura italiana. Es la vida de Firenze, que corre por sus venas como el Arno. El fluido no se verifica sólo estando en Firenze. Un ingrediente fundamental del fluído es estar listo para enfrentar los retos de una situación. Una forma de prepararse es estudiando el italiano antes y durante tu estadía en la ciudad. No lo debes hablar correctamente, pero podrías aprender suficientes palabras y frases para poder ordenar comida en un restaurant, compar y decir "grazie mille, prego, buongiorno, mi scusi" y otras frases cotidianas. Aprovecha toda ocasión para intentar hablar italiano, aunque te equivoques. Esto te hace sentir aún más la experiencia florentina y te hace sentir en mayor armonía con la cultura italiana. Ve a un partido de fútbol. Ve a los conciertos y a la Opera. Participa en una misa. Visita los museos. Cuando quieras comprar comida, frutas, cuero, cerámicas y café, ve siempre al mismo lugar, para poder conocer el staff e intentar iniciar conversaciones personales con ellos. Interactúa con todos los florentinos que puedas. Más lo haces, más preparás el terreno para el fluído y para una experiencia creativa. La belleza y la inspiración de Firenze están en todas partes, y mientras más te prepares para participar, más armonía sentirás con el espíritu creativo que invade la ciudad. Quizás no hay nada mejor para definir el fluído que estimula Firenze que una observación de Antonio Vanni, director de la AEF: "Cuando estás en Roma, visitas los monumentos. Cuando estás en Firenze, ERES los monumentos" En Firenze te transformas en una persona más creativa. *este post ha sido adaptado de un artículo escrito por el autor que apareció por primera vez en "The Florentine" http://www.theflorentine.net/lifestyle/2014/04/experiencing-florence/.

Larry Basirico
Professor of Sociology
Elon University
0
0
0
s2sdefault

   Cookie policy    Privacy policy