facebook twitter instagram linkdn blog

clet

Foto de La Repubblica Florencia

Ciertamente Florencia es la cuna del Renacimiento y lleva consigo siglos de historia y de grandes tradiciones, pero el fermento creativo que la ha nutrido desde siempre no se ha reducido con el tiempo. Un ejemplo? Piensen en Clet! Si pasean por nuestra ciudad, se habrán encontrado seguramente con alguna de sus numerosas y polémicas obras de arte urbano. Anacleto Abraham es un artista francés, florentino por adopción, cuya especialidad es la reelaboración en clave irónica de las señales de tránsito, que reinterpreta con simples aplicaciones de adhesivos.
Pero Clet no es un simple “street artist”. Sus obras son verdaderas críticas irónicas a los límites de nuestra sociedad: no es raro, de hecho, encontrar una señal de prohibición trasnformada en dos manos que se estrechan fantasiosamente; o también ver cómo el pictograma de una cámara de seguridad asume la forma de un dinosaurio. Hombres estilizados que rompen barreras de acceso, flechas que se transforman en guitarras eléctricas o prados floridos: Clet es un revolucionario armado con papel y cinta adhesiva y sus señales logran siempre llamar la atención y arrancar una sonrisa a todo el que las ve.
Abraham llegó a Italia hace más de 20 años, encontrando en Florencia una ciudad ideal para abrir su estudio y atelier en San Niccoló, uno de los barrios más interesantes de la capital toscana, a pocos pasos del Ponte alle Grazie. Justamente sobre la baranda de este puente, el artista bretón ha instalado una escultura en resina, “El Hombre Común” (el típico hombre estilizado de Clet) que se asoma con un pie suspendido sobre el Arno mientras admira Ponte Vecchio: un ejemplo perfecto de “Public Art”, arte utilizable que puede ser disfrutado por todo el mundo.
Es justamente el contraste entre modernidad y minimalismo de estas representaciones de Clet unidas a la gran tradición artística florentina las que crean un vibrante cortocircuito creativo, un recorrido estimulante en un contexto vivo y en contínua evolución. A los amantes del estilo clásico y a los convencidos de la innovación, les aconsejamos no renunciar al privilegio de hacer arte en Florencia!
0
0
0
s2sdefault

   Cookie policy    Privacy policy