Scuola Internazionale delle Arti, della Lingua e della Cultura Italiana

facebook twitter instagram linkdn blog

frank lloyd wright Como bien saben, nuestra Accademia se encuentra en la prestigiosa sede de Palazzo Niccolini, en Via Cavour, sobre la línea que conecta Piazza del Duomo con Piazza San Marco. Sin embargo no todos sabrán que justo delante de Piazza San Marco, el 19 de Septiembre de 1890 se inauguró la primera línea de tranvía eléctrica de Italia, que conectaba Florencia con Fiesole. Justo a lo largo de esa ruta, veinte años más tarde, vivió uno de los arquitectos más geniales y extraordinarios de la época moderna: Frank Lloyd Wright.


Susexilio en Fiesole fue voluntario: el visionario arquitecto estadounidense, exasperado por un matrimonio fracasado y no apto para la vida familiar, aprovechó una invitación del editor alemán Wasmuth para venir a Europa a supervisar la publicación de un volumen ilustrado de sus obras, que terminó siendo la primera gran recopilación dedicada a su obra. Así, en 1909 abandonó los Estados Unidos para radicarse en Berlín.

Impulsado por la inquietud, Wright emprendió un viaje por Italia. Llegado a Florencia, se enamoró perdidamente de la ciudad. “En la antigua Fiesole, sobre la más romántica de todas las ciudades, Florencia, en una pequeña villa color crema en Via Verdi, estaba el rebelde. Cuántos espíritus en búsqueda de alivio a reales o imaginarios problemas domésticos han encontrado refugio en las laderas de las colinas fiesolanas!” escribirá en su autobiografía.

Durante su período toscano, Wright se ocupó en producir un ensayo introductorio al “Ausgeführte Bauten und Entwürfe von Frank Lloyd Wright”, la compilación dedicada a sus obras. Igualmente realizó, con la ayuda de su hijo mayor y del ilustrador Taylor Wooley, cien tablas que presentaban su trabajo.

Y no es todo. No se excluye de hecho, que su estadía en la Villa Belvedere de Fiesole, en la cual Wright vivió hasta 1910, haya inspirado los trabajos futuros de aquél que (unas décadas más tarde) sería universalmente reconocido como el mejor arquitecto americano de todos los tiempos. La vista sobrecogedora que abraza toda la ciudad de Florencia y las pequeñas villas que surgen entre el follaje de las colinas fiesolanas, podrían haber suscitado en Wright la intuición innovadora de la armonía entre el hombre y la naturaleza, concepto que desarrolló en años sucesivos, creando la idea de la arquitectura orgánica, es decir, el uso pionero de los espacios arquitectónicos como parte de un único ecosistema que engloba el ambiente y el hombre que lo habita, cuyo ejemplo perfecto es la célebre Casa Kaufmann.

Si vienen sólo por algunos meses, o si deciden mudarse definitivamente a Florencia, sépanlo, nadie es inmune a la fascinación y poesía que han inspirado a las más grandes mentes de la historia. Palabra de Frank Lloyd Wright!
0
0
0
s2sdefault

   Cookie policy    Privacy policy