Accademia Europea di Firenze

El mejor lugar para estudiar la lengua, la cultura italiana y el arte en Florencia

La Accademia Europea di Firenze es una Escuela Internacional de Artes, Lengua y Cultura Italiana.
Fundada en el 2005 como una Escuela de Italiano para extranjeros, con el tiempo ha ampliado su oferta educativa ofreciendo cursos de artecultura italiana, música y danza. La AEF también ofrece Certificate Programs en Voice & Opera, Drawing & Painting, Dance, un Certificate Program en Lengua y Cultura Italiana, Study Abroad Programs en colaboración con prestigiosas universidades estadounidenses, Summer, Winter Programs y Joint Academic Programs proyectados con instituciones universitarias de todo el mundo. El enfoque experiencial y la calidad de los docentes hacen de ésta escuela, fuertemente arraigada en la historia y la cultura italiana, dotada además de estándares académicos europeos, un cálido ambiente internacional en la ciudad del Renacimiento y de la inmensurable belleza.

Fiesta de la Toscana  2020

El 30 de Noviembre es un día particular para la historia de la región, y para entender el motivo tenemos que dar un salto atrás en el tiempo, hasta el 30 de Noviembre de 1786. De hecho, fué en ésta fecha cuando la Toscana adoptó un nuevo Código Penal en el cual, por primera vez en la historia, se decretaba la abolición de la pena de muerte.

Por ésto, todos los años se celebra la Fiesta de la Toscana: Una ocasión perfecta no sólo para recordar un momento histórico de extraordinaria importancia, sino también para reafirmar el compromiso por los derechos humanos, la paz y la justicia como valores y elementos fundamentales de la identidad de la Región.
Si el Granducado de Toscana ha ganado éste privilegio y puede vanagloriarse de ser el primer Estado en el mundo sin pena de muerte, es gracias al ojo previsor del Granduque Pietro Leopoldo d’Asburgo Lorena.
El iluminado Granduque se encomendó a la sabiduría del jurista florentino Pompeo Neri para la preparación del nuevo Código Penal Toscano que, además de abolir la pena capital sustituyéndola con trabajos públicos de por vida, eliminaba también la posibilidad de recurrir a la tortura. El Código abría un nuevo capítulo en la historia del orden penal europeo y mundial.
Otra figura relevante en ésta historia es la del jurista milanés Cesare Beccaria, que se había manifestado en contra de la pena capital en el panfleto “De los delitos y las penas”. La obra, editada en Livorno en 1764, fue muy apreciada y al mismo tiempo muy polémica, tanto que terminó formando parte del índice de los libros prohibidos apenas dos años después de su publicación.
Beccaria tuvo que esperar 20 años y al Granduque Leopoldo para poder ver coronado su sueño, como había escrito a fuego en su obra: “Si logro demostrar que la pena de muerte no es ni útil ni necesaria, habré ganado la causa de la humanidad”.